Parte semanal del estado del circuito

Parte semanal del estado del circuito

viernes, 23 de diciembre de 2016

Cueva Cucos, Fórcala. Ansó

El domingo pasado, 18 de diciembre nos fuimos de paseo Martín, Elia, Miguel, Sonia y yo. Elia ya hacía días que me echaba en cara que no la llevaba al monte, así que convenció fácilmente a Martín y a sus padres y todos nos fuimos a la Cueva Cucos.




Teníamos que volver a comer a casa, así que madrugamos lo necesario para llegar a tiempo. El primer tramo hasta la Plana Monteoscuro es umbrío durante gran parte de la mañana y más en estas fechas, donde en estas zonas, al sol le cuesta entrar.




Salvo en zonas de resguardo, la escarcha lo cubría todo. Pero el ambiente fresco ayudaba en la subida, en donde para nada se sudaba y poco apetecía ir despojándose de ropa.




Al llegar a la Plana Monteoscuro la situación cambió por completo. No había nada que se interpusiera entre el sol y nosotros, las vistas hacia la Canal de Berdún eran amplias y ya empezaba a apetecer quitarse algo de ropa. 




Elia y Martín tomaron la iniciativa en el tramo de suave descenso que trazaba el antiguo y espectacular camino que iba de Fago a Biniés y que une los dos espacios protegidos de las Foces de Fago y Biniés. Lástima que desde la Cueva Cucos el camino no esté limpio hacia Biniés y no resulte cómodo recorrerlo mientras no se limpie. (Más información sobre el camino)




La pequeña cueva hizo las delicias de Elia y Martín y disfrutaban intentando encontrar pasadizos secretos, incluso movían palos y troncos por si alguna piedra se pudiese mover y dar pie a encontrar alguno. Nos hicimos una foto de grupo y nos dirigimos a los paredones de enfrente desde donde teníamos buenas dimensiones del tamaño de la "zingla" que forma la cueva.






Emprendimos el camino de vuelta y la pareja de jovencillos seguían buscando pasadizos secretos. El que busca encuentra, y aunque no todo lo que ellos hubieran querido, aún localizaron un buen agujero entre piedras que sirvió para que quedaran satisfechos y pasaron y volvieron a pasar unas cuantas veces.



Aunque la mañana había sido fresca, el sol de mediodía resultaba de lo más agradable, permitiendo así disfrutar del paisaje característico de la zona.




Las carrascas crean formas que no paran de llamarme la atención y dan lugar a estampas que contrastan con lo que estamos habituados a ver en la mayor parte de la zona alta del valle.




En los tramos de sombra que por la mañana estaban llenos de escarcha ya entraba también el sol. Este había hecho desaparecer la escarcha, pero ésta aún se resistía en pequeños recodos donde el ambiente también se mantenía fresco.


Tras un agradable paseo en buena compañía llegamos a comer a Ansó, como estaba previsto. Habíamos disfrutado por el monte como siempre, en lugares escondidos y resguardados, ideales para esta época del año.









lunes, 19 de diciembre de 2016

Circuito de Raquetas de Las Eras. Temporada 2016-17

Arranca la sexta temporada del circuito de Raquetas de Las Eras perfectamente consolidado. Como todas las temporadas AND Turismo Rural (Asociación de Turismo Rural Naturaleza y Disfrute) presenta un cartel promocional y se dispone a ejecutar las acciones habituales como el mantenimiento del circuito, marcado de huella y emisión de partes semanales con información sobre el estado del circuito y los accesos.



En estos partes semanales, como siempre, se precisa el estado de la huella en los cinco recorridos del circuito, los espesores de nieve en diferentes cotas, la calidad de ésta en cada uno de los recorridos y el estado de los accesos por carretera hasta la zona, además de incidencias puntuales y recomendaciones.




En cada emisión semanal de los partes, AND Turismo Rural se encarga de enviar a través de correo electrónico la información a numerosos estamentos, empresas y particulares con el fin de que la información se distribuya de la manera más eficiente posible. Diferentes federaciones de montaña envían a sus clubes la información y éstos a su vez, a través de sus redes sociales la dispersan entre sus socios, lo mismo ocurre con las Oficinas de Turismo a las que se les envía la información o las Comarcas y Diputaciónes.




Apoyos locales de determinadas empresas resultan imprescindibles en la difusión del circuito, que con la colocación del cartel promocional durante la temporada en sus establecimientos, descubren al visitante una actividad sencilla y segura en el único circuito del pirineo con este tratamiento de mantenimiento y de emisión de la información del circuito.




Los trabajos que se solicitaban en la propuesta realizada en el año 2010 han concluido este año con la retirada de la alambrada existente en la zona. En la actuación que permitió arrancar con el circuito el primer año y que no afectaba a su uso, quedó pendiente la retirada del resto del alambre por el resto del bosque. En total se han retirado del bosque 7,5 kilómetros de alambre de espino, unas quinientas estacas de madera y cerca de 3000 grampillones de acero que formaban parte de una alambrada abandonada por el monte y que ahora ya no está.




Para la realización de todos los trabajos, la única entidad que ha mostrado interés y voluntad en estos años para su ejecución ha sido la ahora desparecida Oficina del Desarrollo Socioeconómico de los espacios Protegidos de la Jacetania, lo que nos hace no ser muy optimistas de cara a mejoras lógicas en señalización "in situ" de cara a dar a conocer el circuito, así como la adecuada señalización del aparcamiento. Esto último parecía resuelto el año anterior, pero con la desaparición de la citada oficina no solo no se ha ejecutado, sino que parte del aparcamiento se ha vuelto a convertir en depósito de gravas como ocurría antes de la existencia del circuito.

Estas actitudes no son favorables hacia un avance lógico en algo tan consolidado como es el Circuito de Raquetas, ni a nuevas promociones como la lanzada conjuntamente entre Casa Baretón y AND Turismo Rural este verano y que permite un aprovechamiento de uso público de la zona durante todo el año con no poco éxito entre sus numerosos visitantes.



Mención destacada merece la puesta en valor del Circuito de Raquetas de Las Eras por parte del Club de Montaña Linza de Ansó, que durante tres años consecutivos ha utilizado dicho enclave para realizar las prácticas de las Jornadas de Divulgación de la Nivología que ellos mismos organizan junto con AND Turismo Rural.





Mientras esperamos a que nieve para empezar con la emisión de los partes correspondientes, arrancamos con la nueva temporada pudiendo disfrutar del circuito con otros usos recordando la nueva promoción "Las Eras todo el año".

Como siempre, ponemos los enlaces a los tracks de los recorridos donde poder consultarlos y también descargarlos si se dispone de GPS:



sábado, 10 de diciembre de 2016

Picos de Aneou, Cuyaralet y Gralleras con esquís. Portalet

El jueves 8 de diciembre me ofrecí voluntario en casa para dar los desayunos más tempraneros, de forma que a las 7:30 de la mañana ya me relevaba Elena en esas tareas y yo me podía escapar con Pablo hasta el Portalet y así evitar porteos.




Hacía algún tiempo que no acudíamos por la zona y a la vista de la huella que había, debíamos de ser de los pocos que no habíamos acudido por allí en este arranque de temporada. No habíamos decidido a donde acudir y la comunicación no era del todo fluida. Si Pablo me preguntaba a mi hacia donde ir, yo le decía que donde hubiera nieve y, seguramente como venganza, cuando yo le preguntaba a él, su respuesta era "múltiples opciones".




Por fin nos encaminamos hacia el Pico de Aneou, seguramente por las huellas tan tentadoras que se veían. En el arranque del ascenso, paramos. Pablo preguntó: ¿que huella cojo?, a lo que yo respondí: la que quieras. De repente me entró la risa porque ante tanta huella y tan "múltiples opciones", Pablo decidió crear la suya propia. Recordé los elementos de la comunicación que estudié por última vez en COU (emisor, receptor, mensaje, canal, código y contexto) y creo que no faltaba ninguno, pero la comunicación, estaba claro que seguía sin ser fina.




Al final se impuso la lógica y, poco a poco sin decir nada, tomamos una cómoda huella que nos plantó arriba sin darnos cuenta y disfrutando de lo que íbamos viendo.




Incluso podíamos echar un vistazo a nuestros Petrachema, Sobarcal y Mallo de Lacherito que, de momento, no los visitamos hasta que a la nieve no le de por bajar un poco más.




Quitamos pieles y lo único que teníamos claro era bajar, además de las "múltiples opciones" que podíamos hacer después. Así que nos echamos para abajo. La nieve polvo cada vez escasea más, aunque en algún tramo corto aún pudimos disfrutarla. En las partes bajas la nieve empeoraba y la nieve dura y labrada por la cantidad de gente que había pasado por allí, se combinaba con algo de costra, haciendo que sacáramos la estrategia de supervivencia.




Una vez abajo y entre las "múltiples opciones" decidimos subir al Cuyaralet ya que lo habíamos visto desde arriba y no tenía mala pinta. Tomamos otra de las muchas y muy buenas huellas y remontamos hacia su cima.




No era poca la gente que había tomado la misma decisión, así que sin perder tiempo quitamos pieles y bajamos disfrutando por una nieve transformada y, aunque trillada, resultaba de lo más facilona.
En vista de esto y que la cima del Gralleras estaba vacía, paramos para poner de nuevo las pieles y remontar otra vez por buena huella y completar el día como se merecía.




Acertamos. Después de disfrutar de las vistas sobre la Campana de Aneou volvimos a trazar unos pocos giros sobre nieve polvo que, aunque algo venteada, se dejaba esquiar muy cómodamente.




En la parte mas baja, otra vez la nieve se encostraba y endurecía. Además de esto, una pequeña embarcada para cruzar el barranco y no aparecer en la frontera del Portalet en lugar de donde teníamos el coche, completó una jornada con una comunicación especial y de lo más entretenida.




Buen retorno al Portalet en donde disfrutamos de lo lindo en un día espectacular y manteniendo la negativa al porteo... de momento.